Importante encuentro del sector apícola cordobés

Compartir: | | |
Fue organizado por la Mesa Apícola del Noroeste, donde están presentes el INTI, el INTA y la Secretaría de Agricultura Familiar. Las mieles de Córdoba tendrían próximamente su propio sello de calidad.
Se realizó el sábado 2 de septiembre en la Posta San Roque de la localidad de Villa de Soto el Tercer Encuentro de Apicultores del Noroeste de Córdoba, organizado por la Mesa Apícola de dicha región, espacio asociativo donde trabajan en conjunto cooperativas, asociaciones, grupos e instituciones.
El evento es uno de los más importantes del año para la apicultura cordobesa, contó con la asistencia de 120 apicultores llegados desde distintos puntos de la provincia y profesionales del INTA, INTI, los Ministerios provinciales de Agricultura y Ambiente y la Universidad Nacional de Córdoba. Hubo instancias de capacitación, debate, actualización tecnológica, comercialización.
Se llevaron adelante disertaciones sobre Ordenamiento Territorial Apícola, Herramientas de Información Geográfica, Pago de Servicios Ecosistémicos, Sello de calidad y Sanidad apícola; Características de las Mieles de Córdoba, y se presentó la experiencia de la Cooperativa Pampero en la Producción Alternativa para Sanidad Apícola de Varroa, así como el Proceso de Consolidación Organizacional.
En el marco del Encuentro, se dictaron talleres acreditados como capacitaciones del Programa “Buenas Practicas Agropecuarias” del Ministerio de Agricultura de la Provincia de Córdoba. Los talleres se realizaron en la sala de extracción de miel de la Cooperativa Apícola de Villa de Soto, donde integrantes del INTA, el INTI y la cooperativa expusieron sobre BPA y BPM. Se realizó una visita guiada por las instalaciones, donde los productores aprovecharon para intercambiar experiencias sobre modalidades de manejo, costos, insumos y otros temas relativos a la actividad.
El INTI asiste al sector apícola en la región a través de Programa ApiTEC, trabajando en varios ejes, uno de los cuales es la asistencia técnica a cooperativas. La doctora Sara Molina, integrante de la UE Cruz del Eje, explicó que “venimos asistiendo a la Cooperativa de Villa de Soto en el desarrollo de capacidades operativas que generen productos de calidad, implementando programas de inocuidad alimentaria, brindamos asistencia para el rediseño de la planta, y acompañamos las mejoras en el proceso de fraccionamiento de miel”.
Otro de los temas centrales que se viene trabajando en forma conjunta con otras instituciones y los apicultores es la elaboración del documento para solicitar la Identificación Geográfica de MIEL DE MONTE NATIVO CORDOBÉS. “En ese aspecto estamos participando y colaborando en la actualización de la legislación apícola vigente, caracterización de la miel, redacción del formulario de registro, los especialistas del INTI Neuquén han realizado el análisis sensorial de miel de mistol”, detalló Sara, y remarcó “la importancia de participar en las reuniones de la Mesa Apícola, es el espacio donde se plantean las problemáticas y requerimientos del sector, se interactúa con otras instituciones y se plantean propuestas de trabajo”.
En relación a la obtención del Sello de Calidad, la bióloga Cristina Costa, investigadora de la Universidad Nacional de Córdoba, destacó la importancia que tendría, “ya que no sería solamente un incentivo comercial sino un avance en el reconocimiento real de la calidad de las mieles de Córdoba, únicas en el mundo”.
Un tema que tuvo especial atención fue el Ordenamiento Territorial Apícola, explicado por Nery Martínez, integrante de la Mesa Apícola, quien remarcó que “es necesario que los apicultores participen de los procesos de definición y resguardo de las regiones de monte nativo esenciales para la producción de miel, ya que muchas especies vegetales de interés apícola podrían perderse si no son protegidas”.
En este sentido fue complementario el aporte del biólogo Carlos Medina, perteneciente a la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de la provincia, quien expuso sobre el acceso al pago de Servicios Ecosistémicos. Medina declaró que “nosotros consideramos que la apicultura es una actividad que está obviamente muy relacionada con el bosque y que no lo afecta de manera alguna, es decir que colabora con su conservación. Todos los estratos del bosque son necesarios para garantizar el polen para las abejas, por eso consideramos que es bueno incentivar a que los productores de miel presenten planes de conservación y manejo de bosques y reciban fondos que los ayuden en su producción”.

Capacitación en la sala de extracción de miel de la Cooperativa Apícola de Villa de Soto, cuyo rediseño fue asistido por el INTI
También con gran interés fue escuchada la exposición del ingeniero agrónomo Elián Tourn, presidente de la Cooperativa de Trabajo Apícola Pampero Ltda., del sur de la provincia de Buenos Aires. Entre otros avances expuso el desarrollo de Aluen CAP, un acaricida orgánico realizado a base de ácido oxálico, de una eficacia mayor al 95% aún en presencia de cría. Es una innovación argentina patentada por esta Cooperativa, aprobada por el SENASA en 2015.
El encuentro fue muy valorado por los asistentes, por la variedad de temas, el apoyo de las instituciones, el diálogo entre productores. Gustavo Cuello, apicultor llegado desde Amboy, expresó que “para nosotros esto es una inyección de entusiasmo. Salimos de acá con ganas de ir a ver nuestras abejas, ir a aplicar las cosas nuevas que hemos aprendido, es muy importante”.
(Visitas 16 veces, 1 visitas hoy)