Trabajadores de GUMA denuncian persecución a la organización sindical

Compartir: | | |

La fábrica de jabones, detergentes y productos de limpieza José GUMA S.A. , está ubicada en el Barrio Malabrigo de Colonia Caroya. Esta empresa cuenta con sedes en toda la Argentina.

Después de años de sufrir despidos discriminatorios, maltrato, malas condiciones y acelerados ritmos de trabajo, los trabajadores y trabajadoras se organizaron a para hacer frente a esta situación.

En un comunicado expresaron que más de la mitad del personal se encuentra con serios problemas de salud, y al decidir reclamar sólo consiguieron la amenaza que se fue concretando, que los que se animan a reclamar, serían despedidos; y así fue cumpliendo Guma con su amenaza, despidiendo a trabajadores que presentaron el reclamo y pagando la mitad de la indemnización.

Ahora están en proceso el juicio por el intento de la empresa de despedir a un dirigente gremial; Leticia Celli, abogada defensora de los trabajadores nos acerca a la situación:

“El juicio se inicia por un pedido de desafuero por parte de la patronal de GUMA, contra Cesar Grande por un accidente de trabajo ocurrido en enero donde se derramó ácido; con la intención de despedirlo a Cesar con causa, nosotros creemos que es un amedentramiento contra los trabajadores, contra la nueva comisión interna. Nosotros creemos que acá lo que claramente se quiere afectar es la libertad sindical y es lo que estamos denunciando y por lo que vamos a defender a Cesar para que no puedan despedirlo”

Cesar Grande, dirigente gremial denunciado por la empresa, nos comparte su opinión por el gran accionar policial en las afueras de tribunales federales en y en la planta de Guma:

“Lo que si nos llamo la atención es el gran movimiento de la fuerza pública que se generó innecesariamente, de forma desmesurada había una gran cantidad de policial dentro de tribunales; había mucha policía y móviles en la planta fabril ese día; todo con la idea de la empresa de generar una tensión y un ambiente que para nada, en ningún momento amenazaba con nada. Yo creo que fue un montaje por parte de la empresa para tratar de llevar intranquilidad a la comunidad para que se hablase de lo que nunca paso, nunca se esperaba, no era necesario semejante montaje con la fuerza pública, nada más y nada menos.”

(Visitas 13 veces, 1 visitas hoy)

Aparecen
en esta
nota